Las nuevas rutas del comercio exterior chino

Recientemente comentamos una noticia sobre el tren más largo del mundo que cubría el recorrido desde China a España. Esta nueva ruta comercial está integrada dentro de un ambicioso proyecto chino de desarrollo de las rutas comerciales en Asia y Europa. El proyecto ha sido bautizado como Ruta de la Seda.

El gobierno chino ha establecido un plan de desarrollo de redes de transporte y comunicaciones que, partiendo de China, llegan hasta Europa, bien por vía marítima haciendo escala en África o bien por tierra cruzando toda Asia.

ruta-de-la-sedaEl proyecto es algo más que una simple idea ya que se ha dotado un fondo de 40.000 millones de dólares para iniciar el proyecto. Ya hace un par de años el presidente chino, Xi Jinping, planteó el proyecto en sus viajes a diferentes países por donde deben transitar estas rutas.

El proyecto se descompone en dos partes, una ruta terrestre y una marítima. La vía terrestre se basaría en el desarrollo de autopistas, redes de telecomunicaciones y ferrocarril, además de centros logísticos.

La vía marítima por su parte, se basa en el desarrollo de puertos y sistemas logísticos adecuados para un alto tráfico de mercancías.

La transcendencia del proyecto

Para China el desarrollo de este proyecto tiene varias implicaciones a reseñar. Por un lado, la ruta terrestre atraviesa toda China y podría ayudar al desarrollo de las provincias interiores que se han quedado rezagadas frente a las zonas costeras del país.

En cuanto al comercio exterior estas rutas le garantizarían el acceso a mercados que son proveedores de materias primas y consumidores de sus productos manufacturados. Estamos hablando de toda Asia central y Europa que representan un tercio del PIB mundial. Igualmente, la ruta marítima tendría puertos en África, continente en el que China ha hecho importantes inversiones y desde donde compra gran cantidad de materias primas.Tren Yiwu Madrid

También es reseñable que el desarrollo de estas rutas implica fuertes inversiones en diferentes países y China espera, a buen seguro, resultar beneficiada por esas inversiones. China ha financiado el desarrollo de líneas ferroviarias en numerosos países, con la condición de que el desarrollo sea realizado por empresas chinas, convirtiendo así al sector ferroviario en uno de los sectores que más han crecido en exportación.

Por ejemplo, y dentro de la estrategia de desarrollo de este plan, el gobierno chino ofreció su financiación para el tramo de ferrocarril Belgrado-Budapest. Este tramo debería unirse a otros que llegaran hasta el puerto de Pireo en Atenas donde termina la vía marítima de la Ruta de la Seda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *