Productos chinos que sustituyen productos occidentales

Los chinos, en su línea de eliminar su dependencia de occidente en todos los sectores claves, continúan desarrollando sus productos de sustitución.
Esta semana han lanzado al espacio un nuevo satélite dentro de su programa beidou-2. Este programa busca el desarrollo de un sistema similar al GPS norteamericano o al Galileo europeo.
Entre el año 2.000 y el 2.003 el gobierno chino desarrolló el sistema de geoposicionamiento regional conocido como beidou. Este sistema de cobertura limitada, estaba compuesto por tres satélites en órbita geoestacionaria.
Desde el 2.007 las autoridades chinas han comenzado el desarrollo de un sistema de geoposicionamiento global denominado beidou-2. Este sistema tiene vocación de dar una cobertura global para lo cual estará formado por un total de 35 satélites.
De momento, y con el satélite lanzado esta semana, ya son nueve las unidades puestas en órbita y se espera que durante el año 2012 ya de cobertura a todo el área de Asia y el Pacífico. En los siguientes años la red se extenderá hasta el total de 35 satélites dando cobertura mundial.
El sistema no sólo da información de geolocalización sino que también aporta información sobre la velocidad del objeto e información horaria. La precisión del sistema es de unos 10 metros en su versión comercial aunque hay una versión restringida mucho más precisa.
Estos sistemas no sólo tienen una gran importancia comercial sino que también son indispensables para el desarrollo militar dado que cada día son más las armas guiadas por este tipo de sistemas.
Es de esperar que a lo largo del año que viene empiecen a comercializar gran cantidad de productos con geoposicionamiento de tecnología propia y, conociendo las prácticas habituales del gobierno chino, no sería de extrañar que impongan limitaciones a la comercialización en su país de sistemas con tecnología extranjera.
En lo que a occidente respecta, no veremos dispositivos chinos con esta tecnología antes del 2.020 año en el que se espera que la red ofrezca una cobertura mundial. Para entonces también estará desarrollado el sistema Galileo europeo y el Glonass ruso encontrándonos con 4 sistemas de geoposiconamiento en el espacio.
Esperemos que esta competencia al sistema GPS actual permita una rebaja de los precios y una mejora de los servicios ofrecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *