No quieren cobrar las importaciones de China en euros

Los exportadores chinos que hasta hace poco estaban interesados en cobrar en euros le están dando la espalda a la moneda europea.

En la primera mitad del año el euro se ha depreciado un 17% con respecto al yuan debido a la debilidad de la moneda europea frente al dolar y la vinculación del yuan a este último.

En consecuencia, los proveedores chinos se muestran reacios a firmar contratos de ventas en euros prefiriendo hacerlo en yuanes o, en su defecto, en dolares.

Con ello los productores chinos buscan disminuir el riesgo de cambio y obligan a las empresas europeas a pagar sus importaciones desde China en dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *