Las importaciones de China se paralizan por el fin de año

Los que nos dedicamos a gestionar importaciones desde China tenemos unos días de vacaciones obligadas con motivo del cambio de año. El fin de año o festival de primavera es la única temporada del año en que todo está cerrado en China, el comercio se paraliza, las fábricas chinas se cierran y hacer negocios con China es imposible.

Son dos semanas de parón obligado que siguen a un fase de estress y prisas. Todas aquellas operaciones de compra en China que no se han cerrado durante la semana pasada se quedan bloqueadas hasta la vuelta al trabajo. Por tanto, todos hemos andado metiendo prisa a los fabricantes chinos para que nos sirviesen los productos antes de las vacaciones.

Nosotros conseguimos embarcar uno de nuestros pedidos este fin de semana pasado salvando “in extremis” un problema de documentación en la aduana. Otro pedido se quedo sin terminar en la fábrica y se retrasará dos semanas. Y es que durante la semana pasada las fábricas chinas ya funcionan a medio gas porque muchos de los trabajadores viajan a sus lugares de origen para celebrar la fiesta.

El lado positivo es que según el horoscopo chino, se inicia el año del conejo. Un signo zodiacal favorable para la economía y los negocios así que, tal y como están las cosas, bienvenido sea el cambio de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *