El comercio exterior chino se cae por fin de año

Según leemos en varios medios, durante el mes de enero el comercio exterior chino sufrió una importante contracción. Las exportaciones disminuyeron en un 3,3% y las importaciones se contrajeron un 19,9%, ambas en tasa interanual.

Este importante recorte de las importaciones ha provocado un inesperado superávit comercial de 60.000 millones de dólares. Los analistas esperaban un aumento de las exportaciones y una ligera caída de las importaciones, dando lugar a una balanza comercial negativa.

Realmente no es fácil medir la importancia de estos datos dado que se está realizando una comparativa con el año pasado, cuando el fin de año chino fue en enero y no en febrero como este. Por tanto, resulta complicado valorar en que medida la alteración del calendario festivo es la causa del desajuste.

También debe tenerse en cuenta el importante descenso de los precios de la energía, especialmente petróleo y carbón, de los que China es el principal importador.

Todavía no se conoce el objetivo de crecimiento que las autoridades chinas fijarán para el presente año aunque se especula que rondará el 7%, inferior al 7,4 conseguido el año pasado que ya fue el mínimo de 24 años.

No obstante, el gobierno chino ha tomado medidas de política monetaria, el yuan  chino continua bajando contra el dolar y se está a la expectativa de los posibles efectos de la política expansiva que ha anunciado el Banco Central Europeo. Estos 3 factores pueden jugar a favor del crecimiento chino a lo largo del año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *