Como importar de China

Es bastante habitual que la gente se pregunte ¿como importar de China? La respuesta es, a priori,  relativamente sencilla, especialmente si se tiene alguna experiencia previa en importaciones.

Importar desde China  es en esencia  muy similar a importar de cualquier otro país. Básicamente primero se ha de realizar una selección y evaluación de proveedores, hasta encontrar el que pueda facilitarnos el producto requerido al mejor precio. Para lograr esto, debemos negociar los términos de la importación, incoterms, modo de pago y plazos de fabricación. Sólo así seremos capaces de conocer con exactitud el precio final del producto.

Una vez confirmado el pedido, se ha de supervisar la fabricación y controlar la calidad del producto para asegurarnos de que cumple las especificaciones estrictamente. Entonces se procede a la expedición de mismo, para lo que se utiliza un agente logístico con el que se organiza el transporte hasta el destino final y los demás trámites como el despacho de aduanas.

Planteado así, todas estas operaciones pueden parecer a primera vista sencillas:

Buscar proveedores chinos es algo que puede hacerse a través de Internet. Existen multitud de páginas web donde uno puede encontrar proveedores de casi cualquier producto fabricado en China: textil, calzado, juguetes, muebles, maquinaria, química, etc, etc.

Negociar con el proveedor chino es similar a negociar con cualquier otro proveedor de  un país diferente al nuestro: hay problemas idiomáticos y diferencias de culturas empresariales. Por lo demás, no deja de ser una negociación más.

Y la gestión de la logística tampoco debería ser un problema si se tiene claro lo que se necesita. Dependiendo del producto, peso y el volumen totales deberemos elegir el tipo de transporte  que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Para grandes volúmenes y sin grandes urgencias de entrega, sin lugar a duda el transporte marítimo es el adecuado, para volúmenes más pequeños y/o envíos urgentes, el transporte aéreo o  los servicios de mensajería pueden ser más apropiados.

Trabajadores en fábrica china

Fabricación en China

 

Finalmente, la gestión aduanera y demás trámites de la importación puede ser resuelta igualmente por las empresas del ramo, que le solucionarán todo lo referente a aranceles y trámites en destino.

Entonces, se preguntará, ¿que sentido tiene contratar una empresa para importar de China?

Comprar en China puede tener sus complicaciones

La respuesta es clara: seguridad, comodidad, ahorro de costes y agilidad para poder realizar una importación eficiente y sin sorpresas.

Porque las barreras a la hora de buscar, negociar e importar son mayores que en otros mercados. Barreras que pueden dificultar o hasta imposibilitar la importación o hacer que nos llevemos alguna sorpresa extremadamente desagradable si no se dominan los códigos del mercado.

Barreras como pueden ser el idioma, la cultura, el modo de hacer negocios, el tamaño del mercado, la distancia, etc …

Puede usted buscar casi cualquier cosa por Internet pero ahora bien, el contacto a través de estas webs no siempre es sencillo ni efectivo y mucho menos fiable. Por no hablar de la selección de productos y muestras o las negociaciones que, pueden eternizarse, y de la casi segura necesidad de controlar la calidad del pedido antes de realizar el pago del mismo.

Lo mismo pasa con los trámites logísticos. Pueden llegar a resultar un quebradero de cabeza. Hace falta buscar los mejores precios y las empresas que puedan darnos el servicio que mejor se adapte a las necesidades de cada pedido, asegurarse de que la documentación es correcta, verificar si hacen falta certificados y comprobar su autenticidad, controlar el envío hasta la entrega final, etc, etc, etc.

¿Está usted dispuesto a adelantar dinero a un supuesto proveedor chino que no conoce más que por una bonita página web?

¿Va a pagar el total de la mercancía antes de recibirla sin realizar comprobación alguna?

¿Va a ir hasta China cada vez que necesite verificar un pedido o visitar alguna fábrica?

¿Dispone del tiempo necesario para garantizar que la importación se realizará exitosamente?

La mayoría de los importadores que realizan sus compras en China responden “no” a estas y a otras muchas preguntas. Por ello, la mayoría de las empresas importadoras realizan visitas, negocian in situ y comprueban la mercancía antes de pagar.

En definitiva, importar de China está a su alcance pero le aconsejamos que actúe con un nivel de precaución proporcional a la importancia de sus compras y que no asuma riesgos que no asumiría en una compra dentro de su propio país. Es una cuestión de sentido común. En este link puede encontrar más información sobre como importar de China

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *