Comercio exterior de China crecerá un 6% en 2015

Estos días estamos leyendo diferentes valoraciones sobre los últimos datos del comercio exterior de China. Mientras algunos muestran preocupación por la desaceleración de la economía China, la prensa oficial del país augura un crecimiento de su comercio exterior cercano al 6% para el año en curso.

Se están publicando numerosos artículos sobre la evolución del comercio exterior chino en enero. Realmente los datos resultaron sorprendentes en un primer momento pero, a nuestro entender, no lo son tanto si se miran con detalle.

Motivos de la contracción del comercio exterior chino en enero

Si bien es cierto que se produjo una fuerte contracción de las importaciones, esta no lo fue tanto en volumen sino en monto económico. China es el principal importador de petróleo y carbón del mundo. La fuerte bajada de los precios energéticos explican buena parte de la reducción de las importaciones, que fue cercana al 20%.

Por otro lado, también se redujeron las exportaciones de China, aunque en menor medida que las importaciones. Nuevamente, el factor precio puede ser determinante. Si China compra petróleo a mitad de precio también es capaz de vender su producción más barata.

Como ya comentamos, la inminencia de las vacaciones por el fin de año chino también influye. Las empresas no llenan sus inventarios justo antes de las vacaciones y retrasan sus compras. Este es otro factor que ha debido influir en el resultado final del mes.

Existe un tercer factor que puede tener cierta influencia. El Yuan se ha depreciado durante el año ligeramente contra el dolar. Aunque nosotros pensamos en dólares, porque así nos cotizan nuestros proveedores chinos, los fabricantes chinos tienen sus costes en yuanes y a menor cotización más bajos resultan los precios en dólares. La depreciación no es muy significativa pero ronda el 2,5%.Evolución de la cotización del yuan frente al dolar

Por supuesto, no cabe duda de que la debilidad de la demanda mundial es algo que inevitablemente afecta a China y su propio banco central está tomando medidas para la activación de la economía. Al final, como todos los bancos centrales, lo único que busca es debilitar su moneda para mantener su competitividad. La cuestión es que su moneda está manipulada para mantenerse en una banda de fluctuación respecto al dolar y,  este está fuerte en estos momentos con respecto a otras monedas como el euro o el rublo, mercados importantes para las exportaciones chinas. Veremos como afrontan esta situación en el futuro.

El comercio exterior chino es una parte muy importante del comercio mundial y todo el mundo está preocupado de que la economía china sufra un ligero costipado, si los chinos reducen sus importaciones algunos países verán temblar su economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *