Comercio exterior China-España permanece congelado

Mucho se habla en los últimos tiempos sobre el frenazo de la economía china y el parón que eso implica en el comercio internacional. A la crisis todavía no superada por los países occidentales se suman ahora las economía emergentes arrastradas por la caída de los precios de la materias primas. Los efectos sobre el comercio exterior deben notarse inevitablemente.

Repasando los datos que publica el Instituto de Comercio Exterior español podría pensarse que las importaciones desde China han crecido en los últimos meses mientras que las exportaciones de España hacia China se han mantenido. Sin embargo, un análisis de estos datos nos muestra que lo único que está modificando las gráficas es el tipo de cambio.

La exportaciones españolas a China crecen marginalmente

Si miramos la evolución de las ventas de España a China desde enero de 2014 hasta agosto de 2015, podemos apreciar que se mantienen bastante estables, aparte de las oscilaciones cíclicas que se producen habitualmente.

ene-14394.448
feb-14345.665
mar-14283.538
abr-14324.200
may-14343.285
jun-14360.361
jul-14353.619
ago-14295.054
sep-14388.616
oct-14348.539
nov-14315.248
dic-14327.681
ene-15297.611
feb-15354.269
mar-15378.710
abr-15398.962
may-15350.039
jun-15364.767
jul-15457.696
ago-15309.827

Básicamente los datos se mueven en el intervalo entre 300 y 400 millones de euros, con algunos meses que salen ligeramente del intervalo. Como una imagen vale más que mil palabras, podemos ver estos datos en el siguiente gráfico.

Exportaciones de España a China desde enero de 2014 hasta agosto de 2015

La línea negra punteada nos muestra la tendencia, calculada mediante regresión lineal, de la gráfica. La ligera pendiente de la tendencia sería prácticamente nula de no ser por el dato del mes de julio de 2015 que supera ampliamente a cualquiera de los meses analizados.

Importaciones de China a España muestran un crecimiento sostenido

La sensación que tenemos si miramos la evolución de las exportaciones desde China durante el mismo período es totalmente diferente. Los datos muestran un crecimiento mantenido en el tiempo, aunque no libre de las típicas oscilaciones.

ene-141.659.645
feb-141.557.275
mar-141.343.361
abr-141.352.013
may-141.530.503
jun-141.564.314
jul-141.826.812
ago-141.660.818
sep-141.983.532
oct-141.899.865
nov-141.556.503
dic-141.831.400
ene-151.869.966
feb-151.933.103
mar-152.030.631
abr-151.598.528
may-151.843.310
jun-152.030.633
jul-152.130.776
ago-151.911.100

Nuevamente, veremos más claros los datos si los plasmamos en una gráfica y les añadimos una línea de tendencia.

Importaciones de China a España desde enero de 2014 a agosto de 2015

Se puede apreciar con claridad que la pendiente de la tendencia es más pronunciada en el caso de las importaciones que en el de las exportaciones hacia China.

La balanza comercial con China continúa su deterioro

Lógicamente, si las importaciones aumentan más rápido que las exportaciones, la balanza comercial entre ambos países debe de estar deteriorándose para España, dando lugar a un crecimiento del déficit comercial.

Balanza comercial entre España y China desde enero de 2014 hasta agosto de 2015

La gráfica es contundente y no da lugar a discusiones, la brecha entre lo que se compra y se vende a China está aumentando de forma clara durante los últimos meses.

¿Porque decimos entonces que el comercio con China está congelado?

Si, los datos que hemos expuesto hasta ahora parecen contradecir el título del artículo pero, como casi siempre, los datos ocultan la realidad.

Hay que tener en cuenta que los datos que ofrece el ICEX se encuentran expresados en Euros. ¿Pero que pasaría si expresásemos los mismos datos en dólares americanos?

Quizás ya ha adivinado la respuesta, las gráficas cambiarían sustancialmente dado que durante estos meses pasados el cambio USD/EUR ha sufrido una variación a tener en cuenta. Si expresásemos los datos de comercio entre ambos países en dólares el resultado sería unas exportaciones ligeramente a la baja y unas importaciones prácticamente planas.

Creo que ya he dicho lo de la imagen y las mil palabras pero, en este caso quizás sea quedarse corto, veamos lo que pasa si ponemos en la misma gráfica la evolución del cambio USD/EUR y las importaciones desde China.

Comparativa de la evolución del dolar y las importaciones desde China

Las líneas de tendencia de las importaciones desde China y del tipo de cambio USD/EUR son prácticamente unas paralelas perfectas. Por tanto, las importaciones de China no están creciendo en los últimos meses, únicamente aumenta la cantidad de euros que pagamos por ellas. Mientras tanto, los proveedores chinos siguen cobrando la misma cantidad de dólares por sus ventas.

Supongo que no hace falta comparar las tendencias de las ventas a China y el tipo de cambio, la conclusión es que los chinos están gastando menos dólares aunque en España se reciban unos pocos Euros más que hace unos meses.

Al parecer, la variación del tipo de cambio no está produciendo el efecto que cabría esperar. Se supone que la devaluación de la moneda europea debería hacer los productos europeos más competitivos y los productos chinos menos interesantes pero, los números no dicen eso.

Podemos afirmar que la economía española no está sabiendo aprovechar las ventajas de la caída del Euro y que los chinos, si bien no consiguen vender más, están mejorando su balanza comercial a pesar de que el tipo de cambio no les es favorable.

Ciertamente, el comercio exterior entre España y China está congelado y, suponemos que ninguna de las dos partes debería estar contenta con los resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *